Los alumnos de la Escola Llor nos cuentan cómo está siendo su School Integration en Inglaterra

Son estudiantes de 3º Y 4º de ESO y hace casi un mes que están viviendo en Inglaterra, realizando una estancia de inmersión lingüística en una escuela inglesa, compartiendo clases con alumnos nativos y viviendo con familias de acogida. Hoy explicamos la experiencia de inmersión lingüística que están viviendo David, Júlia, Martí, Mónica, Paula y Óscar.

Para algunos de ellos, como Mónica u Óscar, esta no es la primera estancia lingüística que hacen en Inglaterra con home to home. “Es una experiencia muy valiosa. Tienes que hablar inglés para que la gente pueda entenderte y a medida que van pasando las semanas notas un cambio radical, tanto en el vocabulario como en el acento”, nos cuenta Mónica. Para Martí, en cambio, esta School Integration está siendo su primera experiencia de inmersión lingüística y explica que es muy divertida y muy diferente de lo que hace en España. También le gusta mucho vivir en el extranjero “por los horarios que tiene la escuela y el estilo de vida que llevan”. David remarca que le gusta adaptarse a un entorno diferente y vivir nuevas experiencias.

Durante su estancia en Inglaterra, estos alumnos de la Escola Llor conviven con familias de acogida. Paula y David explican que sus familias de acogida se preocupan mucho por ellos. “Con mi familia estoy genial. Siempre están atentos por si necesitamos algo, o si nos tienen que llevar o recoger a algún sitio”, añade Mónica. Júlia también opina sobre sus compañeros nativos de clase: “Son muy agradables y te están hablando todo el rato”. Mónica, por ejemplo, valora mucho el papel de los buddies porque “siempre se preocupan por mí y por si entiendo las cosas en inglés”.

Como las clases en su escuela inglesa acaban a las 14.45 de la tarde, estos chicos y chicas de la Escola Llor tienen la tarde libre, que dedican a practicar deporte en el gimnasio de la escuela o a pasear por el centro de la ciudad con sus amigos o con las familias de acogida. Es un tiempo de ocio que todos ellos valoran positivamente y que les permite conocer mejor su ciudad de acogida y la cultura inglesa.

Sin embargo, no todo es perfecto en Inglaterra. A David lo que menos le gusta es el clima y a Mónica, la comida y los horarios: “Aquí están muy acostumbrados a la comida basura y comen muy pronto. Las tiendas también cierran muy temprano, sobre a las 5.” Á Óscar le encanta estar viviendo esta School Integration en Inglaterra, pero cree que si pudiera elegir se quedaría en España. “Lo que sí que me gustaría es vivir en algún país inglés durante más tiempo, como un año o así, para seguir mejorando el idioma”, aclara Óscar.

Esta School Integration no sólo tiene el objetivo de que los estudiantes mejoren su inglés, sino que también puedan ganar autonomía personal y se adapten a otro entorno, costumbres y cultura. Todos coinciden en que su inglés ha mejorado claramente. David considera que esta School Integration le ha ayudado a expresarse mejor en inglés y a entender a la gente cuando le explica algo. “Por otra parte, a nivel personal, me está ayudando a buscarme la vida y no ser tan despistado porque ya no dependo de mis padres”, añade. Júlia cree que esta experiencia la ha ayudado a madurar un poco y a saber vivir sola. “Vivir una estancia lingüística en el extranjero es una buena oportunidad para descubrir lo que es ser independiente, ya que aquí no tienes a tus padres y no vives en tu casa. Y también es el momento ideal para adaptarte a las costumbres de aquí. Personalmente creo que es una experiencia muy enriquecedora”, concluye Mónica.

Si te ha entusiasmado la experiencia de estos chicos y chicas y quieres descubrir más sobre nuestros programas de inmersión lingüística en el extranjero, haz clic aquí.